Psicología

Conscientes de que la salud y el bienestar integrales son indisociables de un cuerpo y una mente humana saludables, en Clínica Vida'm velamos para cada paciente se sienta globalmente bien con uno mismo. Por ello, ofrecemos servicios de psicología y terapias asociadas dirigidas a la analítica, gestión y orientación en la conducta personal, en los procesos mentales, etc. a través de metodologías que permitan el desarrollo de la persona.

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Crisis de pánico
  • Obsesiones/compulsiones
  • Fobias
  • Duelo
  • Crisis vital
  • Trastornos del sueño
  • Problemas conductuales
  • Problemas de convivencia
  • Falta de comunicación
  • Celos
  • Infidelidad
  • Problemas fuera de la pareja (trabajo, social, dificultades económicas…)
  • Interferencias familiares
  • Falta de proyecto común
  • Decepción
  • Desigualdad en tareas domésticas
  • Estrés

Terapia de adicciones a las drogas, juego, sexo, etc. conjunta con el equipo de Psiquiatría.

Trastorno por uso de sustancias o adicciones comportamentales (como el trastorno de juego, la vigorèxia, la adicción a Internet, etc.) que aparece a la vez con otro tipo de patología mental.

Así, se entiende cómo una situación diferente a la suma de ambos diagnósticos. La existencia de dos patologías en una misma persona puede provocar importantes dificultades para realizar un diagnóstico acertado, ya sea porque uno de los diagnósticos quede oculto o porque los efectos de las sustancias se interpreten como síntomas psicopatológicos. Además, el consumo encubierto de drogas suele provocar un diagnóstico erróneo.

Hay indicadores que pueden ayudar a detectarlo en las personas con trastorno mental como por ejemplo conductas poco coherentes, que pueden expresarse como desinhibiciones, respuestas inadecuadas a las exigencias de la vida diaria, como dar excesiva importancia ante situaciones de poca trascendencia o viceversa, cambios repentinos de comportamiento, que suelen apartarse de su entorno más próximo, la intervención terapéutica obtiene escasos resultados y la baja eficacia y cumplimiento de la presa de medicación.

Patrón perdurable de experiencia interna y comportamiento que se desvía notablemente de las expectativas de la cultura del individuo en dos o más ámbitos (cognición, afectividad, funcionamiento interpersonal y/o control de impulsos)”. Además, hay que destacar que para realizar un diagnóstico de trastorno de personalidad hay que presentar un patrón perdurable, inflexible y de larga duración con inicio en la adolescencia o en las primeras etapas de la edad adulta.

Los trastornos de personalidad (TP) se dividen en tres bloques diferentes: Clúster A, B y C.

Los TP del clúster A se caracterizan por, a grandes rasgos, ser excéntricos, desconfiados y con tendencia al aislamiento. En este grupo se encuentran los trastornos de personalidad paranoide, esquizoide y esquizotípico.

Los TP de clúster B se describen, principalmente, porque son imprevisibles, variables a nivel emocional y con tendencia a la dramatización. En este grupo se sitúan los trastornos de personalidad histriónicos, narcisistas, antisociales y el trastorno límite de la personalidad. Este grupo de TP se valora como un factor de riesgo independiente para desarrollar un trastorno por consumo de sustancias psicoactivas.

Y, finalmente, los TP de clúster C se caracterizan para ser inhibidos, ansiosos y con tendencia a la sensación de miedo. En este grupo se encuentran los trastornos de personalidad dependientes, evitativos y obsesivo-compulsivos.

Psicoterapia que permite llegar a ser más completo y liberar los bloqueos y asuntos que disminuyen la satisfacción óptima, la autorrealización y el crecimiento.

A través de diferentes técnicas se consigue que el individuo tenga la capacidad de reconocer sus propias emociones y las de los demás, discriminar entre diferentes sentimientos y etiquetarlos.

Conjunto de técnicas de comunicación o de manipulación del comportamiento para el crecimiento personal.

Sesiones donde se busca convertir al/la niño/a (o adolescente) en un agente activo/a en su proceso de aprendizaje, ofreciéndole retos y diseñando propuestas que sean de su interés.

El eneagrama es un mapa del comportamiento humano a través del cual llegamos a comprender la personalidad. Nos ayuda a encontrar el equilibrio entre lo que sentimos, lo que pensamos y cómo actuamos.